2 sep. 2008

Bad Religion


Bad Religion es una banda de Punk Rock californiana formada inicialmente por el Dr. Greg Graffin (voz), Jay Bentley (bajo), Jay Ziskrout (batería) y Brett Gurewitz (guitarra) en 1980. Su relevancia en la historia del rock se debe a ser considerados los pioneros de lo que se conoce como "hardcore melódico", con un estilo sólido que muchas bandas han imitado, dándole la categoría de género concreto.

Los orígenes de Bad Religion se remontan a finales de la década de los años 70, cuando unos adolescentes del instituto El Camino Real High School, situado en el angelino distrito de Woodland Hills, en el Valle de San Fernando, coinciden en sus aficiones musicales y deciden formar una banda con influencias del punk del momento. El grupo en ese momento lo componían Greg Graffin (voz), Jay Ziskrout (batería), Brett Gurewitz (guitarra) y Jay Bentley (bajo).

La escena punk, pese al éxito de grupos como Black Flag o los históricos Ramones y Sex Pistols, aún era complicada para las bandas jóvenes que surgían y pedían una oportunidad. Por ello, Brett Gurewitz, alias Mr. Brett, se aventuró en la creación de un sello discográfico independiente con el que poder lanzar los discos de Bad Religion y, de paso, poder ayudar y ofrecer cabida a las bandas punk rock que comenzaban en la música. Gurewitz funda Epitaph, sin saber en ese momento el punto de inflexión que supondría ese modesto sello en el mundo del punk rock y del rock alternativo, estadounidense sobre todo, en el futuro. La banda graba su primer trabajo, un EP auto titulado “Bad Religion”, compuesto de seis canciones y lanzado mediante Epitaph en 1981.
Tras ese trabajo, la banda graba su primer álbum de estudio, “How Could Hell Be Any Worse?”, en el que contaría con la colaboración de uno de los futuros guitarristas, Greg Hetson. El disco tuvo una buena acogida, vendiendo más de 10.000 copias y, lo más importante, reclutando una importante legión de fans.

Al contrario que los grupos que hablaban, o bien de los problemas de la época, del acné, o bien de la necesidad de destruir el sistema; las letras de Bad Religion abren el campo de los mensajes políticos a posturas más elaboradas e incluyen reflexiones más tendentes a la filosofía y la existencia cotidiana, al igual que hacen especial énfasis en cómo la religión, (particularmente el catolicismo) hipnotiza la mente de sus feligreses para ser sumisos a un poder absoluto de la Iglesia, que les niega la posibilidad de pensar, reflexionar y analizar por ellos mismos, creyendo en verdades absolutas e irrefutables sin derecho a pensar distinto y poniendo la superstición por encima de la razón. Adicionalmente, a pensar que las desgracias del mundo actual son castigos de Dios y nada se puede hacer para remediarlas.

Es a finales de los 80’ Bentley, Finestone y Gurewitz vuelven a la banda y preparan la grabación de su tercer álbum, ”Suffer” (1987), con un estilo propio (fruto de una mezcla de melodías folk y fuerza punk) desplegado en el disco. Al éxito de Suffer le siguen en 1989 ”No Control”, y “Against the Grain”, en 1990, completando una espectacular trilogía y colocando a Bad Religion en el número 1 de las bandas punk rock del momento y del hardcore melódico, sonido que ellos mismos crearon y popularizaron con éstos tres discos. Bad Religion, salta a la fama mundial e inaugura la moda del punk californiano, que continuará con grupos como The Offspring, Pennywise, NOFX, Green Day, No Use For a Name, entre otros; varios de ellos apadrinados por el Mr. Brett a través de su casa disquera (Epitaph), que llegará a ser el sello independiente que más copias ha vendido de uno de sus discos (el Smash, de The Offspring).

En 1992 la banda graba “Generator”, con algunos cambios como canciones más largas y más trabajadas. Finestone deja la banda, y la batería es ocupada ahora Bobby Schayer. Ésta sería la última fuga de Finestone de la banda, pues ya no volvió más.
“Recipe for Hate”, el séptimo álbum de la banda, se lanzó en 1993 y sería el último con Epitaph por el momento.

La banda cambia de casa disquera, grabando con Atlantic el album “Stranger Than Fiction” en 1994 y emprenden un camino de dulcificación de su sonido que les lleva más cerca del infierno (rechazo y olvido de los fans), que del paraíso. Los seguidores de Bad Religion les acusaron de "vendidos" por haberse marchado a una multinacional. Esto también conllevó al retiro de Brett Gurewitz de la banda por el tiempo que estuvieron alejados de Epitaph.
A partir de este momento, la capacidad creativa de la banda se vio seriamente afectada tras la marcha de Mr. Brett y todo el peso creativo recayó en Graffin. El resultado fue “The Gray Race”, en 1996. Las discretas ventas fueron suplidas por una espectacular gira mundial. Tras el extenso viaje por medio mundo, Bad Religion lanza en 1997 “Tested”, un álbum en directo que repasa lo mejor de esa gira. Fue lanzado mediante Epic Records. Luego llegan “No Substance” (1998) y “The New America” (2000), más cercanos al rock alternativo post-grunge que al Punk Rock. The New America supondrá, también, el último disco con Atlantic.

Viendo que no logran convertirse en un grupo masivo y que sus seguidores de siempre empezaban a abandonarles, Graffin y compañía vuelven a su disquera de toda la vida, Epitaph, y al sonido que les hizo grandes. En 2002, Bad Religion saca The Proces of Belief, con el que empiezan a recuperar su esencia y su público en un sólo trabajo. Esta línea sigue con “The Empire Strikes First”, lanzado en 2004 con un sonido contundente, el disco sigue con su camino ascendente y logra el puesto 40 en el Billboard 200 de ese año.
En Julio de 2007, lanzaron lo que ha sido su último trabajo The New Maps of Hell

Además de a un gran número de bandas de todo el mundo que han hecho legión del Punk Rock, Bad Religion han influido a músicos como de Pearl Jam, Nirvana, y un sinfín de bandas de estilos punk. Además puede considerárseles en parte responsables de la renovación comercial del punk en los 90, puesta en marcha por sus “discípulos” The Offspring cuando publicaban su segundo LP en Epitaph records.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias, me llevo este disco...saludos!!!